SAN JUDAS TADEO, PATRÓN DE LOS IMPOSIBLES

JUDAS ESTUDIANTE Y TRABAJO151 copia JUDAS ESTUDIANTE Y TRABAJO151 copiaOracion a San Judas Tadeo (sin cruz)Oracion a San Judas Tadeo (sin cruz)maxresdefault San Judas Tadeo, uno de los apóstoles de Jesús (no Iscariote) que es presentado en los Evangelios como "hermano de Santiago", Patrono de las causas imposibles. Probablemente era hermano de Santiago el Menor. Estaba íntimamente relacionado con el Señor, pues era su primo. Es el autor de la epístola que lleva su nombre, donde se presenta a  sí mismo como servidor de Jesucristo y hermano de Santiago. En la enumeración de los Apóstoles en el libro de los Hechos ocupa el último lugar. Predicó en Mesopotamia y luego marchó con Simón a Persia, donde ambos sufrieron el martirio en la ciudad de Suanis, según la tradición recogida por el martirologio romano. En sus Revelaciones, Santa Brígida cuenta que el Señor Jesús la exhorta a que cuando necesitara conseguir ciertos favores los pidiera por medio de este apóstol. Es por ello que la devoción a San Judas Tadeo es muy grande dentro de la piedad popular, a causa de los numerosos favores que por su intercesión le son concedidos a quienes le rezan con fe. Se le representa con una imagen de Cristo en el pecho, a causa de su parentesco con el Señor, de quien la tradición cuenta que era muy parecido. También se le representa con un mazo, pues según la tradición le dieron muerte con este instrumento de un golpe en la cabeza, para luego cortársela con un hacha. Su fiesta se celebra el 28 de Octubre, junto con la fiesta de San Simón. Consigue su estampa en www.eleggua.es

Oración a San Judas Tadeo

¡Santo Apóstol San Judas, fiel siervo y amigo de Jesús!,

la Iglesia te honra e invoca universalmente, como el patrón de los casos difíciles y desesperados.

Ruega por mi, estoy solo y sin ayuda.

Te imploro hagas uso del privilegio especial que se te ha concedido,

de socorrer pronto y visiblemente cuando casi se ha perdido toda esperanza.

Ven en mi ayuda en esta gran necesidad,

para que pueda recibir consuelo y

socorro del cielo en todas mis necesidades,

tribulaciones y sufrimientos, particularmente (haga aquí su petición),

y para que pueda alabar a Dios contigo y con todos los elegidos por siempre.

Te doy las gracias glorioso San Judas,

y prometo nunca olvidarme de este gran favor,

honrarte siempre como mi patrono especial y poderoso

y, con agradecimiento hacer todo lo que pueda para fomentar tu devoción.

Amén.

Si te gustó, compartelo:
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • Wikio IT
  • Digg
  • del.icio.us
  • PDF
  • Print
  • email
  • Google Bookmarks
Deja un comentario