¿Quién fue Buda?

La palabra Buda proviene del sánscrito y significa “iluminado”. El Buda original nació en Kapilavastu, actual frontera entre Nepal y la India, entre los siglos VI y V antes de Cristo. Era un príncipe del clan de los Sakyas. A los 29 años, a pesar de su buena vida, decidió abandonar todas las comodidades del palacio y se inició en un camino de búsqueda existencial que le ayudara a comprender el sufrimiento de la condición humana. Tras varios años de practicar el ascetismo y la meditación, el día de luna llena de Vesakha se sentó bajo una higuera sagrada a orillas de un afluente del río Ganges, dispuesto a no moverse de allí hasta alcanzar el verdadero conocimiento. Finalmente, obtuvo la iluminación y se convirtió desde entonces en el Buda. dedicó el resto de su vida a predicar la ley suprema de todas las cosas. Se lo considera el padre del Budismo. No se proclamó como un ser divino ni como un profeta de Dios. Hay varios tipos de imágenes de budas y cada uno tiene diferentes características y propósitos. El buda de la felicidad, finanzas, salud, compasión, etc. Esta representación de Maitreya sentado y relajado, sonriente y sosteniendo una esfera o un sombrero de emperador con una de sus manos, ayuda canalizar los esfuerzos hacia el crecimiento personal en diferentes ámbitos de la vida. Transmite energía de autoconfianza para superar con alegría y serenidad los obstáculos.

  • El Buda para las finanzas

En esta versión, Budai sostiene con ambas manos un lingote de oro, en actitud de recibir pero también de dar. Lo que marca una apertura generosa hacia la energía del dinero. Ayuda a activar la riqueza y a tener sabiduría para las finanzas.

  • El Buda de la salud

Este Buda sostiene un Wu Lu o calabaza y una bolsa fuertemente ceñida con su mano izquierda. En esta bolsa recoge malas energías para aliviar cualquier enfermedad que se padezca. Este Buda activa la salud física y espiritual.

  • El Buda de la compasión

Lleva una bolsa en la espalda y un abanico en su mano. Este Buda de sonrisa risueña concede los deseos con su abanico. El abanico tiene su origen en las disposiciones del emperador que concedía las peticiones del pueblo utilizando este objeto. En la bolsa lleva tesoros para ofrecer a quienes necesitan su ayuda. Esta representación activa la espiritualidad, invita a compartir y a extender una mano al prójimo.

  • El Buda del éxito

Con una perla de oro en cada una de sus manos, alzadas sobre la cabeza, esta imagen irradia la sensación de victoria y vitalidad. Activa la fuerza de voluntad y el deseo de autosuperación. Es ideal para estudiantes.

  • El Buda para la fertilidad

Esta rodeado de niños. Se dice que tener un Buda de la fertilidad puede cumplir los deseos de tener un hijo y ayudar a su crianza saludable.  
  • El Buda con capa roja

Este Buda con túnica roja activa la energía Yang, ayuda a superar la tristeza y da fuerza para vencer los obstáculos. Lleva lingotes de oro y monedas chinas, indicando el flujo de la riqueza en movimiento. Desbloquea trabas financieras, disipa la negatividad, es ideal para los comercios.

www.eleggua.es
Si te gustó, compartelo:
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • Wikio IT
  • Digg
  • del.icio.us
  • PDF
  • Print
  • email
  • Google Bookmarks
Dejar un comentario