LOS OTANES, LAS PIEDRAS SAGRADAS DE LA SANTERIA

Para algunas culturas afroamericanas yoruba las piedras tienen un significado mágico y esotérico. Este grupo tiene como religión la santería.

Este grupo de yorubas les confieren estas piedras una acción determinante que se denominan otanes. Las piedras u otanes atrapan el poder y es desde donde emanan sus energías que influyen en la vida de los creyentes ayudándolos a vencer las adversidades y facilitándoles su mejor desenvolvimiento.

Los sacerdotes o padrinos eligen estas piedras u otanes de acuerdo con su aspecto, su color y su forma. Una vez seleccionadas se pregunta a los santos si cada una posee las condiciones interiores requeridas.

La pregunta se hace a través de un oráculo de Biagué o de los cocos. Si alguna de las piedras es descartada por la pregunta debe ser inmediatamente sustituida por otra. Todas las piedras pasarán por un ritual de “lavatorio”, esto quiere decir que serán purificadas por el lavado, este ritual se acompaña de una letanía de cantos de Osain.

El omiero es una sustancia líquida compuesta por aguas místicas, yerbas de fundamento y otros ingredientes secretos.

Por último los otanes recibirán la sangre de los animales sacrificados a los dioses. En el piso y en compañía de otros juegos de otanes pertenecientes al padrino, se dice que están comiendo juntos porque están naciendo los orichas. Al tercer día será entregado al iyabó o iniciado, quien los adorará toda su vida y serán depositados en unos recipientes tapados (las soperas).

Ningún aleyo o profano puede mirarlas ni tocarlas. Las corrientes internas han cobrado vida, poseen eleddá, que quiere decir conciencia, por tanto, escuchan y contestan por medio de sus caracoles.
Si te gustó, compartelo:
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • Wikio IT
  • Digg
  • del.icio.us
  • PDF
  • Print
  • email
  • Google Bookmarks