LA LUNA

LA LUNA 
Las fases lunares tienen un significado e importancia en nuestra vida diaria. La luna nos influye en nuestro estado de ánimo, varía nuestra vitalidad, capacidad intelectual, sensibilidad, entre otros. Su ciclo es de 28 días que es la duración de una vuelta completa alrededor de la tierra.   SIMBOLISMO ESOTÉRICO
Cada nueva luna trae la posibilidad de un nuevo comienzo, una nueva experiencia o la oportunidad de hacer las cosas de otra manera. Hay que tomar en cuenta que cada lunación se tiene sus características típicas del signo donde ocurre, otorgándole a cada Luna un sentido y una dirección específica. Desde la antigüedad la Luna ha significado mucho más que un astro que nos cautiva con su brillo en las noches. Ha sido objeto de supersticiones, incógnitas, inspiración y leyendas. Muchos agricultores todavía se dejan guiar por sus fases para los momentos de siembra y cosecha.
LUNA LLENA
Significa la totalidad, la plenitud, la fuerza y poder espiritual. Se le considera símbolo de buen augurio y fertilidad, y por eso se recomienda para la concepción de bebés, conseguir pareja y hasta casarse. Se dice que también ayudaría en la solución de problemas legales, solicitudes de préstamos y juegos de azar.

LUNA NUEVA
Representa el descenso del Dios al mundo subterráneo. Dice su simbología que es un momento ideal para iniciar proyectos o realizar algo que se ha venido postergando. Se le asocia a un ciclo de buenas energías y el momento ideal para dejar vicios o conductas dañinas. Sicológicamente estamos más serenos, lo que nos ayuda a superar cualquier inconveniente o carencia. Durante su temporada se recomienda pedir buenos deseos para nuestro cuerpo y nuestra alma. CUARTO CRECIENTE
Simboliza la continuación del viaje de Dios al mundo subterráneo y consta de dos etapas. La primera ocurre luego de tres días y medio de haberse iniciado la Luna Nueva y se augura como buen momento para emprender proyectos y hacer negocios.
Si hay una luna delgada, es señal de buen momento para iniciar una relación. Es una época de gran actividad, de nacimiento, de crecimiento (de ahí la creencia de que sería ideal para cortarse el pelo). También se dice que ayuda a comenzar entrenamientos físicos, deportivos y laborales; estrenar una nueva casa o un nuevo auto. En el segundo periodo es tiempo del desarrollo, de ocuparse de cosas que se comenzaron, antes de iniciar otras nuevas. En este tiempo todo crece, se incrementa, evoluciona, se desarrolla. LUNA MENGUANTE
Es la fase final del ciclo y también tiene dos etapas. Se considera ideal para vencer vicios y adicciones; para despejarse de los momentos depresivos y melancólicos, y para la recuperación de enfermos terminales.
En su primer período nos invita a disfrutar de la vida y dar a conocer a todos los éxitos obtenidos. Se percibe el apoyo y la aprobación incondicional de amigos y familia. Se dice que es ideal para hacer la conocida dieta líquida de La Luna y hacer retiros espirituales. Su segundo ciclo provocaría que los proyectos -especialmente aventuras amorosas- peligren y es por ello que se recomienda prudencia y reposo.
Si te gustó, compartelo:
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • Wikio IT
  • Digg
  • del.icio.us
  • PDF
  • Print
  • email
  • Google Bookmarks
Dejar un comentario