El espíritu de la Navidad

El 21 de diciembre se celebra el solsticio de invierno y es la noche más larga del año. El Papa Liberio fijó la fecha de la Navidad el día 25 porque ese día los romanos celebraban el solsticio de invierno. Al elegir este día para celebrar la Navidad, los cristianos quisieron simbolizar que el verdadero Sol que era Jesús.   Desde entonces este día muchas familias le dan la bienvenida en casa al espíritu de la Navidad, es una fecha para reunirse con la familia y disfrutar en un ambiente de alegría. Ese día es importante aprovechar para limpiar nuestro hogar y prepararlo para la celebración. Se recomiendan los inciensos de pino y mandarina para atraer las buenas energías y la prosperidad y crear un ambiente propicio para recibir al espíritu de la Navidad. También es importante que la estrella del árbol de Navidad o del belén esté colocada y encendida, en el caso de ser iluminada, para atraer el espíritu de la Navidad hacia nuestro hogar.   El día 21 de diciembre, entre las 10 y las 12 de la noche. Entre estas horas es cuando desciende sobre la Tierra El Espíritu de Navidad para acompañarnos durante estas fiestas navideñas.

RITUAL PARA LA SUERTE Y LA PROSPERIDAD

Lo ideal para hacer este ritual es la última semana de diciembre, comenzando el Lunes y acabando el Domingo.

Necesitas para realizar este ritual:

Papel.
8 monedas.
1 sobre.
Un trozo de tela roja.
Un vaso de cristal.
Un puñado de arroz.
Un incienso.
Una vela blanca


Procedimiento:
Cada miembro de la familia debe escribir 3 deseos en su trozo de papel. A continuación que doble por la mitad el papel y lo introduzca dentro de un sobre.

Cada miembro de la familia que participe en el ritual de Navidad debe hacer lo mismo. Los sobres los pones en el árbol de Navidad cerrados y la bolsa con las 8 monedas envueltas en tela roja también la pones en el árbol.

Llena el vaso de cristal por la mitad con agua e introduce el arroz.
A continuación lo colocas a los pies del árbol.
Enciende cada día una vela blanca y un incienso a lo pies del árbol de Navidad, cerca del vaso.

Durante toda la semana que vas a realizar este ritual tienes que encender una vela y un incienso cada día.

Cada vez que enciendas la vela y el incienso repetirás en voz alta la siguiente frase:

“Nuestros deseos por navidad se cumplirán y por eso damos las gracias al ser universal”.

www.eleggua.es
Si te gustó, compartelo:
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • Wikio IT
  • Digg
  • del.icio.us
  • PDF
  • Print
  • email
  • Google Bookmarks
Dejar un comentario