LOS MANDALAS

La palabra mandala o mándala viene del sánscrito y significa círculo sagrado, círculo mágico o rueda. El círculo representa la idea de lo divino, de la eternidad y del universo, de la unidad y del todo, la forma perfecta, sin principio ni fin, presente en todo lo que nos rodea. Se dice que los mandalas encierran un significado espiritual en su interior, que su sola contemplación tiene un profundo poder transformador y que, en su forma arquetípica, pueden despertar en los individuos cualidades como la compasión, la generosidad o la sabiduría. Aunque son originarias de la India, las configuraciones mandálicas aparecen también en otras culturas, como en el arte cristiano medieval y gótico, en el mundo andino, entre los aborígenes australianos o en la tradición esotérica, en forma de círculos protectores, pantáculos y otros talismanes. Pero quizá los más famosos sean los mandalas realizados por los monjes tibetanos con arena de colores, que se crean para ser destruidos de forma ceremonial, recordando así la impermanencia de la realidad en que vivimos y ayudando en la práctica del desapego.

Los mandalas de arena se realizan a menudo a petición de la comunidad y con la finalidad de traer paz y armonía a los lugares y a sus habitantes, para consagrar remedios medicinales, para purificar ambientes y personas o como iniciación de algún ritual tántrico. Según la creencia budista, la simple participación o colaboración en el proceso de creación de un mandala de arena purifica profundamente a los seres y el ambiente donde se realiza. En este vídeo se puede contemplar la construcción, durante una semana, de un mandala de arena, en la ciudad estadounidense de Asheville. La mandalaterapia y sus beneficios Muy probablemente fue Carl Gustav Jung quien despertó en occidente el interés por los mandalas orientales, ya que los consideraba como una expresión del yo inconsciente y los utilizó en psicoterapia para ayudar a sus pacientes a ordenar su caos interior. El propio psiquiatra se entregó a la práctica diaria de la creación de mandalas, asegurando en sus escritos que pintar mandalas aporta paz y tranquilidad y arroja luz sobre la oscuridad de nuestra mente.

Actualmente, como terapia alternativa, los mandalas se utilizan como una vía para llegar al inconsciente y llevar al exterior emociones y pensamientos muchas veces ignorados. Sirven asimismo como herramienta de trabajo interior y nos ayudan a equilibrarnos en los planos mental y emocional. Así, a los beneficios que comporta cualquier expresión artística, en el caso de la creación de mandalas se suma el trabajo espiritual, a través de la atención plena y la meditación activa que, con la práctica, ayudan a generar armonía, paz y equilibrio interior. Además, pintar mandalas tiene otros beneficios, como: reducción del estrés, despliegue de la imaginación y la creatividad, mejora de la concentración, la disciplina, la precisión y la flexibilidad; desarrollo de la paciencia e incluso como ayuda en procesos de curación de diversas patologías físicas.

Los mandalas son también un recurso para armonizar nuestros chakras y se dice que sirven para ahuyentar maleficios y atraer prosperidad y abundancia a los negocios y que donde se trabaja habitualmente con mandalas se genera energía positiva y se recupera el equilibrio energético.  

Fuente: /www.significados.com/mandala

¿Qué es El Shambhala?

La palabra Shambhala expresa una Nueva Era de energías y posibilidades. El Shambhala en sí es un Lugar Sagrado, donde el mundo terrenal se eslabona con los estados superiores de conciencia.

En el Este saben que hay dos Shambhalas: uno terrenal y otro invisible. Muchas suposiciones se han hecho acerca del sitio en donde está situado el Shambhala terrenal.

Según ciertos indicios éste está situado en el extremo Norte y se dice que los rayos de la Aurora Boreal son los rayos del Shambhala invisible.

Esta atribución al Norte se explica fácilmente, porque el antiguo nombre del Shambhala es Chang-Shambhala, que significa Shambhala del Norte. Algunos indicios, expresados en símbolos colocan el Shambhala en el Pamir, en el Turquestán o en el Gobi Central.   Las hipótesis contradictorias acerca de la situación geográfica del Shambhala se deben a razones naturales. En todos los textos acerca del Shambhala, lo mismo que en las leyendas orales, su situación se describe en lenguaje muy simbólico casi incomprensible para los no iniciados. La enseñanza del Shambhala es una verdadera Enseñanza de Vida.

En ella se indica el uso de las energías superiores que llenan el macrocosmos y que se manifiestan con igual poder en nuestro microcosmos. Shambhala es la palabra más sagrada del Asia.

Su equivalente en Sánscrito es Kalape. El poderoso Gobernante del Shambhala es Rigden Jyepo. Las noticias acerca del Shambhala están dispersas en la literatura del Oriente, y hasta ahora muy poco se ha escrito en lenguas occidentales acerca de este gran centro del Asia. Fuente: Revista El Rosacruz A.M.O.R.C.

LAS VELAS Y SU PODER MÁGICO

Las velas se han utilizado desde siempre para todo tipo de rituales y ceremonias de culto, hechizos o encantamientos. Representa uno de los cuatro elementos de la antigüedad, el fuego, conector del más Allá.

Las velas nos ayudan a hacer realidad nuestros deseos, iluminar nuestros pensamientos, guiarnos en la oscuridad, alcanzar la paz interior y armonizar el ambiente repeliendo las energías negativas de nuestro alrededor. Una vela, es un instrumento mágico de creatividad y fuerza. Por eso en cada acto, en cada ritual, o ceremonial mágico figura la luz de la vela; esa es nuestra conexión con la energía invisible del poder creador. Al encender la vela decimos siempre “Que este fuego de fuerza a la obra mágica que voy a realizar”, de esta forma conectamos nuestro consciente con los mundos invisibles. Es muy importante el manejo del fuego en la Magia, de ahí que la herramienta principal de esta vibración sean las velas, por eso, su carga y preparación, su color, su horario y su objetivo son4f esenciales a fin de dar a esa vibración la frecuencia necesaria a nuestro objetivo.

Procurar encender siempre la vela con cerilla de madera, ya no las fabrican con azufre y es importante el fuego de madera, es potenciador. El apagado cobra igual importancia que el encendido, y debe hacerse mediante soplo (colocando la mano detrás de la llama para absorber la energía de la vela o en caso de que no queramos absorberla, colócala delante). Otro modo es usar un apagavelas, procurando no presionar la llama sino dejar que esta se consuma por si sola como consecuencia de la ausencia de oxígeno. Jamás la cera de una vela debe apagar otra vela. Los colores de las velas para cada tipo de ritual.

  • LILA: Transmutación, espiritualidad

  • CELESTE: Abre caminos retorno y felicidad

  • ROSA: Amor y unión de familia

  • ROJA: Amor, dominio sexo

  • AZUL: Pedidos y fuerza mental

  • AMARILLO: Estudio y corta la envidia

  • VERDE: Salud, esperanza, simpatía

  • NARANJA: Vence rivales

  • NEGRA: Aleja malos espíritus, castiga

  • FUCSIA: Retiene al ser amado

  • MARRÓN: Trabajo

LA LUNA

LA LUNA 
Las fases lunares tienen un significado e importancia en nuestra vida diaria. La luna nos influye en nuestro estado de ánimo, varía nuestra vitalidad, capacidad intelectual, sensibilidad, entre otros. Su ciclo es de 28 días que es la duración de una vuelta completa alrededor de la tierra.   SIMBOLISMO ESOTÉRICO
Cada nueva luna trae la posibilidad de un nuevo comienzo, una nueva experiencia o la oportunidad de hacer las cosas de otra manera. Hay que tomar en cuenta que cada lunación se tiene sus características típicas del signo donde ocurre, otorgándole a cada Luna un sentido y una dirección específica. Desde la antigüedad la Luna ha significado mucho más que un astro que nos cautiva con su brillo en las noches. Ha sido objeto de supersticiones, incógnitas, inspiración y leyendas. Muchos agricultores todavía se dejan guiar por sus fases para los momentos de siembra y cosecha.
LUNA LLENA
Significa la totalidad, la plenitud, la fuerza y poder espiritual. Se le considera símbolo de buen augurio y fertilidad, y por eso se recomienda para la concepción de bebés, conseguir pareja y hasta casarse. Se dice que también ayudaría en la solución de problemas legales, solicitudes de préstamos y juegos de azar.

LUNA NUEVA
Representa el descenso del Dios al mundo subterráneo. Dice su simbología que es un momento ideal para iniciar proyectos o realizar algo que se ha venido postergando. Se le asocia a un ciclo de buenas energías y el momento ideal para dejar vicios o conductas dañinas. Sicológicamente estamos más serenos, lo que nos ayuda a superar cualquier inconveniente o carencia. Durante su temporada se recomienda pedir buenos deseos para nuestro cuerpo y nuestra alma. CUARTO CRECIENTE
Simboliza la continuación del viaje de Dios al mundo subterráneo y consta de dos etapas. La primera ocurre luego de tres días y medio de haberse iniciado la Luna Nueva y se augura como buen momento para emprender proyectos y hacer negocios.
Si hay una luna delgada, es señal de buen momento para iniciar una relación. Es una época de gran actividad, de nacimiento, de crecimiento (de ahí la creencia de que sería ideal para cortarse el pelo). También se dice que ayuda a comenzar entrenamientos físicos, deportivos y laborales; estrenar una nueva casa o un nuevo auto. En el segundo periodo es tiempo del desarrollo, de ocuparse de cosas que se comenzaron, antes de iniciar otras nuevas. En este tiempo todo crece, se incrementa, evoluciona, se desarrolla. LUNA MENGUANTE
Es la fase final del ciclo y también tiene dos etapas. Se considera ideal para vencer vicios y adicciones; para despejarse de los momentos depresivos y melancólicos, y para la recuperación de enfermos terminales.
En su primer período nos invita a disfrutar de la vida y dar a conocer a todos los éxitos obtenidos. Se percibe el apoyo y la aprobación incondicional de amigos y familia. Se dice que es ideal para hacer la conocida dieta líquida de La Luna y hacer retiros espirituales. Su segundo ciclo provocaría que los proyectos -especialmente aventuras amorosas- peligren y es por ello que se recomienda prudencia y reposo.

LAS 3 DE LA MADRUGADA, LA HORA DEL MIEDO

Existen muchísimas historias relacionadas con situaciones extrañas entre las 3 y las 4 de la madrugada. Hay personas que se despiertan sobre esta hora frecuentemente y sin razón aparente y experimentan fenómenos misteriosos. Otras aseguran haber sufrido alguna parálisis del sueño. Para los entendidos en este tipo de temas las 03:33 AM tiene una carga satánica, ya que es la mitad de 666, el número de la Bestia. Se cree que en este momento que hay un puente entre el mundo de los vivos y el mundo de los muertos facilitando que estos espíritus puedan comunicarse fácilmente. También se dice que se producen muchas muertes de enfermos que ya están terminales entre las 03:00 AM y las 05:00 AM, ya que en este momento el sistema inmunológico del cuerpo es más vulnerable y energéticamente mucho más débil. La hora 03:33 tiene una relación directa con el esoterismo. Históricamente, muchas personas creían que la medianoche era la hora de las brujas, siendo un período de mayor actividad para demonios y fantasmas, donde las personas evitaban salir a la calle por la noche por miedo a que pudiera suceder algo extraño. Para los psíquicos estos espíritus están activos todo el día y que no hay pruebas que nos indiquen que las 03:33 AM sea la hora más activa que cualquier otro momento del día. Pero si es cierto que las actividades paranormales se producen más por la noche, en la oscuridad. Los sentidos también se agudizan por la noche. Hay infinidad de testimonios que dicen haberse despertado en plena noche con la famosa parálisis del sueño y al cabo de un tiempo al poder moverse ven que la hora del suceso es a las 03:33 AM. La ciencia dice que todos estos ataques están en la mente de la persona que los sufre producidos por algún problema psicológico.