SONIDOS SANADORES CON CUENCOS TIBETANOS

El sonido que se produce en el cuenco tibetano se asemeja a un «Mantra» que llega a nuestro interior.

Los Cuencos tibetanos tienen muchas aplicaciones terapéuticas ya que a través de su sonido se produce una profunda relajación a través de la energía de sus ondas vibracionales, esto produce que el cerebro se comporte de forma similar al que adopta cuando estamos durmiendo, relajados.

Las propiedades que posee el sonido del cuenco tibetano son terapéuticas y nos facilitan la meditación y relajación.

El cuenco es muy utilizado para armonizar sobre todo el sistema nervioso y cardíaco, también potencia las defensas del organismo y nos ayuda a controlar y disminuir el stress pero también nos ayudan a neutralizar energías negativas que puedan estar depositadas a nuestro alrededor.

El terapeuta dirige las vibraciones del cuenco hacia la zona del cuerpo que la persona tenga una lesión o dolor para una pronta sanación. Los cuencos tibetanos pueden aportar muchos beneficios a nuestro organismo y a nuestra salud, ya que logran equilibrar nuestro cuerpo energético y cada uno de los siete chakras. También limpian con las vibraciones nuestro campo aurico.

Las vibraciones recorren nuestra columna vertebral y nuestro sistema nervioso a partir de la cual llegan a cada órgano y célula armonizando todo nuestro cuerpo. Los sonidos de los cuencos tibetanos tienen efectos positivos en personas que sufren de contracturas musculares, artrosis, problemas circulatorios y neuronales, depresión o estrés.

Existen centros de terapias orientales que realizan «Baños de sonido» con los cuencos y consiguen una mayor relajación para que el individuo conecte con su interior más profundo. Para activar el sonido del cuenco se utilizan baquetas que son elegidas en relación al tamaño del cuenco.

Para conseguir un mejor sonido en el cuenco, es aconsejable que se realice con una persona que logre un sonido más armónico.



EXISTEN TRES FORMAS DE TOCAR LOS CUENCOS:

 
  • Se puede frotar con la baqueta de un lado, en su parte externa del borde superior alrededor de su perímetro y por otro lado y sentir cómo las vibraciones del sonido van entrando en nuestro cuerpo.


  • Otra opción es hacer sonar el cuenco con los nudillos de la mano de esta forma se produce un sonido similar al que produciría una baqueta forrada de fieltro (que se usan en determinadas terapias), pero el que produce una baqueta de madera es más agudo. Se combinan dos formas de tocar, obteniendo sonidos prolongados y constantes y por otro lado golpes secos.
MANTENIMIENTO Y LIMPIEZA DE LOS CUENCOS Se utilizan para su limpieza trozos de limón frotándolos y se aclara con agua. No se debe utilizar aguas salada porque los deteriora y corroe el material del cuenco.

La tradición elabora los Cuencos con la aleación de 7 metales: Oro, Plata, Mercurio, Hierro, Plomo, Estaño y Cobre.



Una vez fundidos se purificaban y se forjaban a mano, a golpe de martillo para darles la forma. Cada metal tiene su propio sonido y no tienen todos la misma proporción.

Existen Cuencos artesanales, en este caso es difícil que tengan el mismo sonido porque depende de la altura, diámetro, grosor de las paredes, etc., pero la mayoría son fabricados y torneados en serie, en este caso se pierde individualidad, pero se consiguen las mismas

características físicas que influyen en el sonido. Existen muchos tamaños y formas.

¿QUÉ ES EL SHUNGIT?

      El shungit o shungita es un compuesto de carbono amorfo de más de dos mil millones de años de antigüedad. Es materia orgánica, es decir, se ha formado por acumulación de materia viva, en condiciones especiales. Tiene un gran contenido en fullerenos, que es una forma alotrópica del carbono.

Este nuevo material se espera que pueda revolucionar muchos campos de la técnica, por sus increíbles cualidades de conducción eléctrica y magnética, podremos tener pantallas más delgadas, baterías más duraderas, y materiales extrafinos y ultra resistentes.

Otra variante con infinitas posibilidades son los famosos nanotubos de carbono, que se trataría de láminas de carbono enrrolladas, formando diminutos tubos. Este es el único material descubierto hasta la fecha, capaz de automantenerse indefinidamente.

Nanotubos de carbono, otra forma de carbono, que al igual que los fullerenos tiene increíbles capacidades.
PROPIEDADES DEL SHUNGIT

El shungit es un superconductor energético, más aún que el oro. Su comportamiento especial con la energía electromagnética hace que bloquee su paso, haciendo de escudo, restableciendo el estado energético correcto.
El shungit está formado por la mayoría de los elementos de la tabla periódica en su composición, esto hace que pueda actuar de maneras muy distintas. Es capaz de absorber gran cantidad de elementos nocivos para la vida, sean elementos químicos o electromagnéticos.
CÓMO UTILIZAR EL SHUNGIT

Podemos llevar shungit encima, como por ejemplo en un colgante, nos ayuda a eliminar la energía negativa del entorno y nos mejora físicamente, emocional y mentalmente. Nos mantiene en equilibrio. Si ponemos shungit en el agua esta se purifica, eliminándose elementos en disolución que pudieran sernos perjudiciales. También es capaz de eliminar las bacterias perjudiciales del agua y el sabor a cloro (añadido en el agua corriente tratada) en 72 horas, dejando un agua mucho más pura, sana y beneficiosa para nuestro organismo.
El shungit también atrapa de manera natural las vibraciones magnéticas que puedan perturbar nuestro medio, por lo que es muy conveniente contar con una pieza de shungit en nuestra casas y lugar de trabajo, especialmente junto a ordenadores, aparatos de televisión y routers de wifi.

También de manera experimental, se está comprobando que mantener en la mano una pieza esférica de shungite hace que seamos capaces de liberarnos del estrés. Para ello no necesitamos más que hacerlo 10 minutos al día.

El shungit en otras formas geométricas, como son pirámides, cubos y cilindros son capaces de absorber las energías negativas, y proporcionarnos un ambiente libre de geopatías. Por esta razón son muy útiles también en las mesitas de noche, especialmente de las personas enfermas y los niños.

www.eleggua.es