BODA HINDÚ

 

Ceremonias llenas de rituales y colores

En la cultura hindú los rituales ceremoniales comienzan en el mismo momento en que los padres de la novia eligen un marido para su hija. A partir de ahí, los novios y sus respectivas familias van juntos a visitar al sacerdote, que se conoce como Brahmán, es quien se encarga de dar el visto bueno al enlace, también es quien elige la fecha y la hora de la boda en función de la posición de las estrellas.   La nueva unión familiar vuelve a simbolizarse en un curioso ritual llamado Barat, que se produce el día previo a la boda, y en el que el novio junto con sus familiares y amigos realiza una procesión a caballo hasta la casa de su futura esposa demostrando el respeto y unión que existirá entre ambas familias. Además de sus coloridas vestimentas, las bodas hindúes son únicas gracias a los diferentes que componen la ceremonia. Todos ellos representan la confianza sagrada entre los novios y buscan enseñar a la pareja a manejar su futura vida en común. Ceremonia previa a la boda Antes de cualquier boda en India existen ciertos actos ceremoniales que deben darse para que el matrimonio se forme correctamente, entre estas ceremonias las siguientes: Mehndi: se pintan las manos y brazos de la novia y de sus familiares y amigas mujeres con una pasta preparada con polvo de cúrcuma y sándalo o henna. Es una suerte de despedida de soltera en la que participan las mujeres de ambas familias.   Mehfil: consiste en una ceremonia en la que los familiares e invitados bailan el ghoomar, un baile en grupo tradicional.   Palla Dastoor: los familiares del novio llevan joyas, ropa y regalos a la casa de la novia que ésta deberá usar durante la boda. Durante la ceremonia los asistentes se sientan alrededor de un altar con fuego y se suceden tres rituales.

1- El primero es el Homa de ofrenda de fuego.

2- El segundo el Panigrahena de unión entre los novios.

3- El tercero el Saptapadi en el que los novios dan 7 vueltas en torno al fuego, cantan mantras y leen textos sagrados. Para concluir la ceremonia, el novio ata un collar de flores en el cuello de su nueva esposa como muestra de aceptación y rocía sobre su pelo polvo de color rojo, indicando que ya es una mujer casada.

www.eleggua.es