¿Sabes qué son los Orbes?

Se cree que los orbes son espíritus que se manifiestan en nuestra realidad mediante círculos o bolas de energía y se los relaciona con la actividad paranormal. Hay personas que han logrado captarlos en fotografías incluso las personas más escépticas. Aunque por el contrario muchos investigadores de lo paranormal no consideran los orbes como una evidencia paranormal y apoyan que existen muchas explicaciones naturales que dan como resultado este fenómeno.

Los expertos en lo paranormal creen que algunos orbes representan la energía de entidades del más allá. Cada esfera puede contener la energía de una o más espíritus. Estos se manifiestan en forma de esferas brillantes de color dorado, verde claro, azul o carmesí. Se cree que los orbes pueden aparecer en fotografías de lugares supuestamente embrujados.

Otra corriente piensa que los orbes son representaciones visibles de seres angelicales o seres protectores.

En las iglesias en muchas ocasiones aparecen orbes dorados cerca de las imágenes santas. Muchas religiones creen que los ángeles representados en las escrituras aparecen en forma de seres de luz. Muchas personas creen que ahora, en los tiempos más difíciles, ángeles o espíritus angélicos son enviados para protegernos manifestándose como orbes.

Otra teoría menciona que los orbes representan nuestros guías espirituales en la tierra. Nuestro Ser Superior es quien elige a nuestra guía para ayudarnos en camino de la vida.

Aunque muchos creen en que los orbes representa n espíritus de luz otros manifiestan que algunos orbes pueden representar entidades demoníacas. Hay casos personas que han sido víctimas de ataques demoníacos, donde después de realizar fotografías en sus hogares han aparecido misteriosos orbes con rostros demoníacos en su interior. Según expertos estos orbes tienen unos movimientos mucho más agresivos que los orbes espirituales y siempre tienen un lugar en concreto de procedencia, ya sea un armario, una pared, o una pintura, ya que se piensa que es una especie de portal para este tipo de entidades. Hoy en día es un fenómeno que continúa sin explicación.

¿Qué es el Reiki?

El Reiki es un método de transferencia de energía para facilitar el bienestar físico, emocional y espiritual de las personas. Se efectúa mediante la imposición de manos para reconducir la energía entre los chakras para equilibrar el organismo. Reiki es una palabra japonesa que consta de dos ideogramas donde REI significa "energía universal" y KI "energía de vida"; la traducción del sentido de la palabra Reiki significa Energía Universal de Vida. Con respecto a las enfermedades el Reiki debe considerarse como una terapia complementaria de la medicina tradicional pero nunca como una alternativa a esta ya que no tiene ningún valor curativo ni debe hacerle cuestionar el tratamiento médico-farmacológico. Tampoco es efectiva con todo el mundo. ¿De dónde proviene el Reiki? El descubrimiento de esta práctica la hizo un monje japonés llamado Mikao Usui, durante un retiro espiritual a mediados del siglo XIX. Reiki y Chakras La energía que produce el Reiki penetra en nuestro cuerpo a través de los Chackras y a partir de ahí fluye incesantemente por unos canales energéticos conocidos como Meridianos y Nadis hacia nuestro sistema nervioso, glándulas endocrinas y sangre, para nutrir todo nuestro organismo. Tenemos 7 Chakras principales y 21 chakras secundarios
    • Son muchos los efectos que esta práctica espiritual produce en nuestro cuerpo y emociones.
 
    • Estimulan y despiertan las fuerzas internas en nuestro organismo de auto-sanación.
 
    • Sirve para liberar las emociones reprimidas quedando sanadas las cicatrices.
 
    • Se alivian tensiones musculares y dolores fortaleciendo el sistema inmunológico.
 
    • Ayuda a descansar mejor a reducir el estrés y la tensión. Consigue una profunda relajación a nivel físico y mental.
 
    • Aumenta el nivel energético proporcionando mayor vitalidad.
 
    • Aumenta la autoestima, la creatividad y la vitalidad
 
    • Se desarrolla la conciencia a través de un estado de autoconocimiento.
 
    • Escuchando mejor nuestra intuición o voz interior e incluso teniendo sueños lúcidos. Se adquiere la visión de comunión con la totalidad del Universo.