EL KARMA

Karma es una palabra en sánscrito que traduce como “acción” y se utiliza para referirse a las consecuencias de dicha acción. La ley kármica es un elemento esencial en las filosofías Hindú y Budista. EXISTEN 12 LEYES DEL KARMA QUE EXPLICAREMOS A CONTINUACIÓN:

1. LEY DE CAUSA Y EFECTO Es el principio fundamental del Karma. Toda acción genera una reacción igual, es decir, aquello que hagas generará una respuesta acorde.

2. LEY DE LA CREACIÓN Esta ley del Karma nos recuerda que con nuestras acciones y pensamientos, creamos nuestra realidad y por lo tanto podemos modificarla, para bien o para mal.

3. LEY DE LA HUMILDAD Dice que debemos aceptar lo que somos, y no sentir envidia o compararnos con otros.

4. LEY DEL CRECIMIENTO La evolución es una constante. Para empezar a crecer hacia afuera, debe empezarse por dentro.

5. LEY DE LA RESPONSABILIDAD Somos responsables de nuestras acciones, achacarle la culpa al destino, el Universo, la Divinidad o terceras personas, es simplemente comodidad.

6. LEY DE LA CONEXIÓN Todos somos uno, por tanto todo está conectado.

7. LEY DEL ENFOQUE Al centrarnos en lo positivo, anulamos los impulsos y sentimientos negativos, restándoles energía y evitando su manifestación.

8. LEY DE LA AMABILIDAD Trasmitir con alegría y amabilidad nuestros conocimientos, activa la generosidad en tu vida y la energía del crecimiento.

9. LEY DEL AQUÍ Y AHORA Debemos vivir el presente, el momento de la felicidad y la liberación es aquí y ahora.

10. LEY DEL CAMBIO Nada es estático, todo cambia, todo se mueve.

11. LEY DE LA PACIENCIA Y LA RECOMPENSA Toda buena acción tiene su recompensa, más tarde o más temprano, por lo que mantener la paciencia es la clave para perseverar y triunfar.

12. LEY DE LA IMPORTANCIA E INSPIRACIÓN Dale valor a lo que haces a diario, y siempre haz lo mejor que puedas. Esta energía también te será retribuida.

CÓMO RESOLVER EL KARMA Si tenemos karma pendiente esto quiere decir que hay áreas de nuestra vida que son más negativas que necesitan más amor o mejores energías. Debemos intentar vivir con tanto amor como podamos, sobre todo en las áreas que vemos que más lo necesitan.

Si hay alguna experiencia que tu corazón te impulsa a vivir, intenta vivirla. Y si tienes algún conflicto abierto, intenta resolverlo.