Vajra o Dorje

Dorje
El vajra o dorje en tibetano, simboliza el punto central, el eje, la estabilidad y la imperturbabilidad. La palabra vajra posee un doble significado en sánscrito. Por una parte significa relámpago y por otra significa diamante. El relámpago es lo más poderoso que pueda existir y el diamante es la piedra preciosa más dura que corta todo pero nada puede cortarla a ella.
  Dorje

Elementos que Componen el Dorje y Simbología

La Esfera Central
El Dorje se compone de una esfera central, la perfección y la realidad, el vacío en Budismo Mahayana, en Shunyata el todo y la nada. La esfera del Dorje simboliza la semilla o el huevo.
Los Lotos del Dorje
La esfera central del Dorje se convierte en los lotos de los extremos, algunos Dorjes tienen lotos de cuatro o ocho pétalos, el loto por lo tanto simboliza el nacimiento, el crecimiento, el desarrollo, al estar en dos extremos nos indican el surgimiento de la existencia dual.
Los Rayos del Dorje
De los Lotos surgen 5 o 9 rayos contando 1 en el eje central que atraviesa el Dorje, los otros 4 o 8 rayos se abren a los 4 puntos cardinales para volver a cerrarse en el rayo del eje central, la parte del rayo pegada al Loto es la cabeza de alguna extraña criatura o Makara "El Lagarto", una especie de dragón del agua y la tierra.

  Los cinco rayos representan los cinco Budas y las cinco Sabidurías.
1ª Sabiduría: La Verdad. El Buda Blanco
2ª Sabiduría: La Mente Iluminada
3ª Sabiduría: La Igualdad y la Compasión
4ª Sabiduría: De distinguir lo bueno de lo malo
5ª Sabiduría: Trabaja el bien ayudando a todos los seres vivos. El Buda Verde

LOS MANTRAS

Los mantras para meditar son palabras o frases que inducen a adoptar una actitud de mayor concentración y enfoque. Este tipo de fórmulas lingüísticas se emplean desde tiempos inmemoriales en el hinduismo y el budismo. Es más, casi todas las culturas han dado un valor especial a ciertas palabras o expresiones. En muchas se les otorga incluso un significado sagrado.

La palabra mantra procede del sánscrito. Está compuesta por dos raíces: man, que significa ‘mente’; y tra, que significa ‘protección’. Es decir, la palabra mantra significa, en esencia, protección para la mente. Es tal la trascendencia de este tipo de palabras evocadas a modo de oración que hay quien ve en este ejercicio una forma de trabajar también nuestro crecimiento personal.

Así, quienes utilizan mantras para meditar suelen utilizar una curiosa metáfora: la mente es como el propio océano. A veces está en calma, pero en otras ocasiones se mueve frenéticamente; sobre todo cuando algo la altera, bien sea la acción de otros o una tempestad. En esos momentos es cuando deben emplearse los mantras. Ayudan a aquietar la mente, a serenarla.


Hay cinco mantras para meditar que se usan desde hace miles de años.

OM

  • Es el mantra para meditar más universal. De hecho, para estas corrientes filosóficas y espirituales representa el sonido del universo. Es el origen de todo, esa vibración primordial que comprende a su vez a todos los demás sonidos.

  • Es más, los auténticos yoguis explican que cuando el propio universo se creó, OM fue el sonido que propició el inicio de todo lo que vemos, sentimos y nos envuelve.
  • Por otro lado, cuando ejecutamos este sonido se genera una poderosa vibración con la que poder alinear nuestra conciencia con to

  • do lo que nos rodea, con todo lo que es, fue y será…

OM AH HUM

  • Al pronunciar este mantra se logra limpiar el lugar en el que se va a realizar la meditación. Además, su sonido ayuda a incrementar la concentración.
  • Este mantra se traduce como “Yo soy eso” y es sin duda el canto perfecto para iniciarnos en esta práctica.
  • Para llevarlo a cabo solo tenemos que empezar pronunciando la palabra Om, para después, exhalar e imaginar después el sonido “HUM”.

OM TARE TUTTARE

  • Este mantra ayuda a concentrar la fuerza interior. Se emplea para eliminar los obstáculos internos. También fomenta el coraje y la confianza.
  • Asimismo, es interesante saber que se recomienda practicar y cantar este mantra cada vez que pasemos por épocas de miedo o ansiedad.  No solo nos ayudará a liberar esos temores y a aunar fuerzas. Además, fomenta la creatividad y nos permitirá pensar en posibles soluciones y alternativas.

OM NAMAH SHIVAYA

  • Es un mantra que proviene de los hindúes. Se pronuncia para convocar el bienestar y la felicidad.
  • Es además un modo de invocar a Shiva, de acceder a ese universo espiritual donde los poderes yóguicos más poderosos pueden favorecer nuestro crecimiento personal y nuestra elevación mental.
  • Om Namah Shivayah es un canto de poder porque en él se contiene también el mantra, Om, que es como ya sabemos, la vibración sonora del comienzo de la creación.
  • El término namah , significa en sánscrito “salutaciones”, y Shivayah, que significa Señor Shiva. Es por tanto un saludo y una invocación para unirnos a él en armonía.

OM MANI PADME HUM

  • Este es uno de los más mantras más conocidos para meditar dentro de la corriente del budismo. Invoca la sabiduría esencial, la unión con el universo y también la compasión del propio Buda.
  • Según los maestros del budismo tibetano, la mayor parte de las enseñanzas del Buda se contienen en este mantra, de ahí que se repita con tanta frecuencia, de ahí que sea uno de los más recurrentes para purificarnos, alcanzar la sabiduría, la bondad y esa unión absoluta con el universo.
Fuente: lamenteesmaravillosa.com