¿SABES CÓMO DESCARGAR LA ENERGÍA NEGATIVA?

Lo primero que deberíamos hacer al llegar a casa es descalzarnos. El rito de descalzarse o desnudar los pies al aproximarse a un lugar sagrado viene desde muy antiguas tradiciones, los musulmanes, los budistas e incluso cristianos lo hacían. Al descalzarnos buscamos descargar energías, la planta del pie tiene 1500 terminaciones nerviosas, y al caminar sin zapatos eliminamos los iones positivos que son perjudiciales para nuestra salud, como así también, conectamos con la tierra. Aunque vivas en un departamento, la Pachamama alberga a todos y contiene los cimientos del edificio donde vivís, por lo cual esos iones bajan para transformarse en energías luminosa que vuelve renovada para recargarnos de energía.
 Algunas creencias dicen que buscar un contacto energético con el suelo que se pisa, también es símbolo de humildad. Esto me hace recordar a las carmelitas descalzas, que buscaban retornar a la vida centrada en Dios con toda sencillez y humildad, como los primeros eremitas.
 
 
Puedes hacer este ejercicio para descargar la energía negativa de tu cuerpo: Un ejercicio que podes hacer es descalzarte y pararte en algún lugar sagrado de tu casa -si tenés un Altar-, o también puede ser frente a las plantas de tu jardín. Apoyá bien los pies en la tierra, haz varias respiraciones profundas, pueden ser cuatro e inmediatamente luego vas imaginar que toda la energía negativa se va por las piernas, y baja por las plantas de los pies a la tierra. Vas a ver cómo la Pachamama la recibe y la transforma, devolviéndola al cabo de unos minutos en energía renovada, limpia y de color verde (el color de la vida y la salud)
 

Baños purificadores

 
    • Los baños, según el Alquimista Aleister Crowley, quitan de encima todas las cosas que son extrañas o antagónicas a nuestra idea de pureza. Él dice que la purificación debe ser corta, pero sin prisas, ya que es útil ponernos en un buen nivel mental al llegar al hogar.
 
    • ✓ Sal y vinagre: si tenés bañera podes llenarla y poner un puñado de sal gruesa y 7 chorritos de vinagre blanco de alcohol. Si no tenés bañera podes ponerlo en una jarra y al terminar tú ducha usarlo del cuello hacia abajo. La sal es un elemento purificador, usado en baños de limpieza. El vinagre es un elemento ácido y como tal limpia y purifica de energías negativas y para muchas creencias es el gran liberador de larvas astrales.
  ✓Agua de Flores: Del mismo modo que con la sal y el vinagre, vas a preparar la bañera con unas gotas de Agua Florida. Está preparada con muchas esencias (naranja, limón, neroli, etc.) todas ellas con propiedades limpiadoras, su aroma es ideal para relajarte, traer tranquilidad mental y espiritual. Es un agua que por sus componentes nos conecta directo con la Divinidad. Si no conseguís la original, podes armarla en casa, la receta es accesible de conseguir en las redes.   FUENTE: clarin.com.ar

LOS OTANES: LAS PIEDRAS SAGRADAS DE LA SANTERIA

Para algunas culturas afroamericanas yoruba las piedras tienen un significado mágico y esotérico. Este grupo tiene como religión la santería.

Este grupo de yorubas les confieren estas piedras una acción determinante que se denominan otanes.

Las piedras u otanes atrapan el poder y es desde donde emanan sus energías que influyen en la vida de los creyentes ayudándolos a vencer las adversidades y facilitándoles su mejor desenvolvimiento.
Los sacerdotes o padrinos eligen estas piedras u otanes de acuerdo con su aspecto, su color y su forma. Una vez seleccionadas se pregunta a los santos si cada una posee las condiciones interiores requeridas.

La pregunta se hace a través de un oráculo de Biagué o de los cocos. Si alguna de las piedras es descartada por la pregunta debe ser inmediatamente sustituida por otra. Todas las piedras pasarán por un ritual de “lavatorio”, esto quiere decir que serán purificadas por el lavado, este ritual se acompaña de una letanía de cantos de Osain.

El omiero es una sustancia líquida compuesta por aguas místicas, yerbas de fundamento y otros ingredientes secretos. Por último los otanes recibirán la sangre de los animales sacrificados a los dioses. En el piso y en compañía de otros juegos de otanes pertenecientes al padrino, se dice que están comiendo juntos porque están naciendo los orichas. Al tercer día será entregado al iyabó o iniciado, quien los adorará toda su vida y serán depositados en unos recipientes tapados (las soperas).

Ningún aleyo o profano puede mirarlas ni tocarlas. Las corrientes internas han cobrado vida, poseen eleddá, que quiere decir conciencia, por tanto, escuchan y contestan por medio de sus caracoles.